El tiempo en Singapur durante todo el año: Qué esperar cada mes

octubre 13, 2023
Singapore's Weather Year-Round: What to Expect Each Month

Explore el calendario de Singapur, donde cada mes tiene su propia historia meteorológica. Debido a su ubicación en el ecuador, Singapur tiene un interesante patrón meteorológico que incluye sol, lluvia y todo lo demás. Estos consejos le ayudarán a planificar sus acciones, tanto si viene como si vive en Singapur. Veamos las tendencias meteorológicas específicas que hacen de Singapur un lugar estupendo para visitar todo el año.

Enero: Un nuevo comienzo con brisas frescas y chubascos

Enero en Singapur es como una suave apertura del año, donde la ciudad te recibe con brisas frescas y chubascos esporádicos. Este mes se sitúa en el corazón de la estación del Monzón del Noreste, ofreciendo un refrescante contraste con el típico calor tropical.

  1. El tiempo en enero – En Singapur, enero suele considerarse el mes más frío de la familia. Las temperaturas oscilan agradablemente entre los 24 °C y los 30 °C, lo que proporciona un ambiente confortable tanto para los lugareños como para los visitantes. Los cielos son una juguetona mezcla de sol y nubes, con la lluvia haciendo acto de presencia a través de chubascos cortos, a veces agudos. Estos chubascos suelen ser fugaces y dejan el aire fresco y vigorizante.
  2. Al aire libre, llueva o truene – Aunque llueva a veces, enero es un mes estupendo para visitar los lugares al aire libre de Singapur. Es un buen momento para pasear por el Jardín Botánico de Singapur o disfrutar de las animadas escenas de Gardens by the Bay, porque el aire es más fresco. Estos lugares ofrecen zonas cubiertas donde se puede seguir disfrutando de las flores y plantas incluso cuando llueve.
  3. Vibraciones festivas y alternativas de interior – Eventos como el Festival de Pongal, una celebración india de la cosecha y la alabanza, contagian a la gente el espíritu festivo en enero. Es un buen momento para visitar los lugares cubiertos de Singapur si quiere mantenerse seco. Museos como el ArtScience Museum y la National Gallery Singapore ofrecen escapadas culturales y artísticas ideales para explorar en un día húmedo.
  4. Un mes para todos – El tiempo en Singapur en enero es ideal para todos, tanto si quiere disfrutar del aire fresco en el exterior como si prefiere mantenerse abrigado en el interior. El suave clima de este mes es como un cálido abrazo, y es ideal para entrar en el nuevo año con una mezcla de diversión y descanso.

En enero, Singapur se despliega a un ritmo pausado, invitándole a saborear sus encantos bajo un cielo juguetonamente impredecible. Es una época de frescor, un fresco comienzo de año que prepara el terreno para los meses venideros.

Febrero: El romanticismo del buen tiempo y las fiestas

En Singapur, febrero es un mes en el que el aire se llena de alegría navideña y el tiempo es cálido y agradable. Aunque la temporada del monzón del noreste está a punto de terminar, la ciudad sigue disfrutando de aire fresco y días gradualmente más cálidos.

  1. Suave transición a un clima más cálido – El clima de Singapur en febrero suele dar la sensación de que se va calentando poco a poco tras una noche de sueño fresco. De 25°C (77°F) a 31°C (88°F), la temperatura media empieza a subir, pero el calor es suave porque sigue habiendo brisas frescas. Sigue lloviendo en la ciudad, aunque no tan a menudo como en enero. Cuando cae, suele hacerlo en ráfagas cortas y refrescantes que hacen que todo brille.
  2. Celebración del Año Nuevo Chino en tonos vibrantes – Este mes se llena de color con las celebraciones del Año Nuevo Chino, una de las fiestas más significativas de Singapur. Las calles bullen de preparativos y adornos, cubiertos de rojo y oro, símbolo de suerte y prosperidad. El tiempo complementa a la perfección estas festividades, a menudo soleado con tardes frescas, ideales para los mercados nocturnos, las actuaciones al aire libre y las reuniones familiares que marcan la ocasión.
  3. Una época perfecta para la exploración cultural – El agradable clima de febrero anima a la exploración. Es un momento excelente para adentrarse en el tapiz cultural de Singapur. Pasee por Chinatown y Little India, ambas zonas históricas, o acérquese a uno de los concurridos mercados o iglesias para entrar en ambiente festivo. Las tardes, algo más cálidas, son ideales para relajarse al aire libre, y las noches frescas invitan a disfrutar de la animada vida nocturna.
  4. Escapadas cubiertas en febrero – Para esos días de lluvia ocasionales, Singapur ofrece una plétora de atracciones cubiertas. Disfrute del arte en la Esplanade o asista a un espectáculo en los teatros del Marina Bay Sands. El tiempo en febrero favorece una experiencia equilibrada de confort interior y aventura al aire libre.

En Singapur, febrero es un gran mes tanto para celebraciones como para explorar tranquilamente, porque el tiempo es cálido y la ciudad está llena de eventos culturales. Este es el mes en el que el tiempo parece unirse a la diversión, convirtiéndolo en uno de los mejores momentos para ver la ciudad en toda su brillante belleza.

Marzo: La transición a días más cálidos

Marzo en Singapur marca el suave cambio de la fresca frescura de principios de año al cálido abrazo de los trópicos. A medida que la ciudad se despide del Monzón del Noreste, da la bienvenida a un periodo de cielos en calma y temperaturas en ascenso, anunciando el comienzo del calor del verano.

  1. Días más cálidos, cielos más luminosos – En marzo, el tiempo en Singapur da un sutil giro hacia el calor. Las temperaturas medias empiezan a subir, pasando de 26°C (79°F) a 32°C (90°F). El tiempo se vuelve más cálido, pero sigue siendo agradable. Aunque llueve en la ciudad, no es la protagonista de la historia meteorológica del mes. En cambio, se ducha con menos frecuencia y durante periodos más cortos. Este cambio trae consigo cielos más despejados, el sol brilla con más fuerza y los días se alargan progresivamente.
  2. Aventuras al aire libre bajo el sol – Las cosas que se pueden hacer al aire libre son más agradables en estos momentos. A la gente le gusta hacer footing, montar en bicicleta y comer en los parques y jardines de Singapur. El Parque de la Costa Este y las Crestas del Sur son dos ejemplos. Las playas también empiezan a recibir más bañistas y aficionados a los deportes acuáticos que quieren aprovechar al máximo los días cálidos pero aún suaves.
  3. Explorar el paisaje urbano de Singapur – El tiempo en marzo también es estupendo para ver los lugares de interés de las ciudades de Singapur. Se puede contemplar el arte en las calles de Marina Bay o visitar el Parque Merlion, conocido por la figura del Merlion. Las cálidas noches son ideales para visitar los animados mercados nocturnos de la ciudad o cenar en una azotea con vistas a toda la zona.
  4. Escapadas interiores del calor – A medida que avanza el día, es posible que desee permanecer en el interior, donde hace fresco. Las cosas que hacer en Singapur, como los centros comerciales, los museos y las galerías de arte, son divertidas. Ahora mismo es un buen momento para visitar museos como la Galería Nacional de Singapur o las tiendas de Orchard Road, que son geniales y estupendas para ir de compras.

Marzo en Singapur es una transición que susurra la llegada del verano. Es un mes que combina los restos del clima fresco con la promesa del calor tropical, ofreciendo una experiencia equilibrada tanto para la exploración al aire libre como para el ocio en interiores. En marzo, Singapur se despliega en una sinfonía de días cálidos y noches ventosas, invitándole a saborear cada momento bajo sus cielos siempre cambiantes.

Abril: El preludio del calor

Abril en Singapur es un mes que te empuja suavemente al abrazo del calor tropical que se aproxima. Es el preludio del calor más intenso de mediados de año, cuando la ciudad disfruta de un sol que brilla un poco más y un cielo con menos nubes.

  1. Llegan los días más cálidos – Cuando el tiempo en Singapur empieza a ser más cálido en abril, comienzan de verdad los meses más cálidos del año. La temperatura cambia, haciendo que el aire sea mucho más cálido, entre 27 °C (81 °F) y 33 °C (91 °F). No llueve tanto y, cuando lo hace, suele durar poco antes de que el cielo vuelva a despejarse. Circula más vapor de agua en el aire, lo que hace que la ciudad se sienta más cálida durante todo el día y hasta la noche.
  2. Disfrutar del aire libre antes de la llegada del calor – Abril sigue siendo un buen mes para hacer actividades al aire libre porque no hace demasiado calor. Se puede pasear por el río Singapur o ir al parque Fort Canning a primera hora de la mañana, que es muy tranquilo. Las tardes también son agradables porque soplan ligeras brisas que facilitan disfrutar de la animada vida callejera en lugares como Clarke Quay y Boat Quay.
  3. Refrescarse en los paseos marítimos de Singapur – Por fin empieza a hacer calor, y abril es un mes estupendo para visitar los bellos paseos marítimos de Singapur. Desde el dique de la Marina se pueden contemplar hermosas vistas. También es un lugar ideal para hacer picnics y volar cometas. Las playas de la isla de Sentosa son un buen lugar para evadirse, tumbarse en la arena y refrescarse en el agua.
  4. Refugios interiores del calor de la tarde – Como en abril hace más calor, es un buen momento para visitar las encantadoras orillas de Singapur. La Marina Barrage es un espacio abierto y agradable para comer o volar una cometa con bonitas vistas. Ve también a la isla de Sentosa y relájate en sus playas. Puedes sentarte bajo una palmera o meter los dedos de los pies en el agua.

Abril en Singapur es una cálida invitación a disfrutar de los últimos días más templados antes de que llegue el apogeo del calor. Es un mes que mezcla la alegría de las exploraciones al aire libre con la comodidad de los frescos espacios interiores, ofreciendo un anticipo del verano tropical que está a la vuelta de la esquina.

Mayo: El calor se intensifica

A medida que mayo avanza en Singapur, el calor se intensifica, pintando la ciudad con vibrantes pinceladas de sol y calor. Este mes marca una clara entrada en el verano tropical, con la ciudad palpitando bajo un dosel de cielos brillantes y alguna que otra lluvia refrescante.

  1. Abrazar el calor tropical – En mayo, Singapur abraza plenamente su clima ecuatorial. Las temperaturas oscilan cómodamente entre 28 °C y 34 °C, creando un cálido manto que envuelve la ciudad. La humedad también aumenta, añadiendo una exuberante sensación tropical al aire. Aunque la lluvia es menos frecuente, cuando cae, supone un respiro bienvenido y rejuvenecedor, a menudo a última hora de la tarde o por la noche.
  2. Actividades al aire libre en las primeras horas – El clima cálido de mayo hace que sea divertido hacer cosas durante las horas más frescas del día. Los hermosos paseos del Parque de la Costa Este son ideales para correr o montar a caballo a primera hora de la mañana, y los senderos salvajes de la Reserva Natural de Bukit Timah son estupendos para explorarlos. Estas zonas más verdes de Singapur ofrecen una refrescante escapada del calor urbano, con sus senderos sombreados y microclimas más frescos.
  3. Ocio frente al mar y paseos nocturnos – También mayo es un mes estupendo para disfrutar de los muelles de Singapur. Por la noche, los paseos de Marina Bay son preciosos porque están abiertos y ofrecen hermosas vistas del paisaje de la ciudad mientras se pone el sol. A lo largo de Clarke Quay y Robertson Quay, donde la vida nocturna es animada y el ambiente está lleno de energía, el aire más fresco de la noche facilita dar largos paseos y comer al aire libre.
  4. Refrescantes retiros en interiores – Singapur tiene un montón de frescas y divertidas actividades de interior para quienes quieran resguardarse del sol de la tarde. Visite el S.E.A. Aquarium de la isla de Sentosa para conocer la vida submarina, o piérdase en el laberinto del futuro del Science Centre Singapore. Con tantas tiendas y restaurantes, los centros comerciales de la ciudad son también un lugar estupendo para huir del calor y comprar, comer y relajarse con aire acondicionado.

El mes de mayo en Singapur es una celebración del sol. La ciudad brilla de vida y felicidad. En este mes, deberías salir de aventuras a primera hora de la mañana y a última de la noche, pero también deberías tomarte las tardes con calma y disfrutar del clima cálido en toda su soleada belleza.

Junio: Inicio del monzón del suroeste

La temporada de los monzones del suroeste comienza en junio en Singapur. Es una época en la que el tiempo cambia constantemente. El tiempo está cambiando lentamente este mes. La ciudad tiene una mezcla de días soleados y lluviosos, lo que hace que el ambiente sea animado y siempre cambiante.

  1. Un cambio en el tapiz meteorológico – Cuando llega el Monzón del Suroeste, el tiempo cambia un poco. Las temperaturas se mantienen cálidas en junio, entre 28 °C y 32 °C, pero hay un notable aumento de la actividad del viento. En general, el mes presenta una mezcla de días soleados y lluviosos. Los días lluviosos suelen ser cortos y suponen un bienvenido descanso del calor, sobre todo por las tardes o noches.
  2. Actividades al aire libre con un toque monzónico – El tiempo incierto de junio hace que sea un buen momento para hacer cosas al aire libre. En los días agradables, a mucha gente le gusta tomar el sol, practicar deportes acuáticos y comer en familia en las playas de Sentosa y East Coast Park. Como hace más viento, también es un buen momento para volar una cometa en zonas abiertas como el dique de la Marina. Cuando llueve, los parques de la ciudad, como el Jardín Botánico, lucen hermosos, ya que las frondosas plantas brillan con las gotas de lluvia. Es un lugar tranquilo y hermoso para pasear y hacer fotos.
  3. Festivales y eventos en la estación de los monzones – En junio también hay muchas reuniones y eventos divertidos. Con sus brillantes luces y mercados nocturnos, los actos de Hari Raya Puasa hacen que lugares como Geylang Serai parezcan una fiesta. El Festival de las Artes de Singapur, que suele celebrarse en junio, ofrece espectáculos tanto en el interior como en el exterior. Es una forma divertida de disfrutar de la cultura mientras llueve.
  4. Escapadas y experiencias bajo techo – Si prefiere quedarse dentro, los lugares cubiertos de Singapur tienen mucho que ofrecer. El Museo de Historia Natural Lee Kong Chian cuenta con asombrosas exposiciones sobre la naturaleza. Orchard Road y VivoCity son lugares estupendos para ir de compras. Puede ver una película en uno de los flamantes cines de la ciudad o relajarse en un café con vistas a la lluvia en las tardes más frescas.

Junio en Singapur es un mes de extremos. Puede hacer calor durante el día y mojarse por la tarde. Las brisas frescas del Monzón del Suroeste hacen que el tiempo sea aún mejor. Ahora es el momento de ser creativo y disfrutar del aire libre. Si empieza a llover, puede disfrutar de las actividades de interior de la ciudad.

Julio: Días calurosos y húmedos

El mes de julio en Singapur es la época del verano tropical por excelencia. La ciudad se encuentra en plena temporada del Monzón del Suroeste, caracterizada por días calurosos y húmedos salpicados de lluvias ocasionales, que dan una imagen de auténtico clima ecuatorial.

  1. El calor de los trópicos – Este mes, Singapur se calienta con temperaturas que rondan a menudo entre los 29°C (84°F) y los 31°C (88°F), combinadas con altos niveles de humedad que dan al aire un abrazo denso y cálido. El calor es palpable, te envuelve como una manta en cuanto sales a la calle. Las precipitaciones son esporádicas, normalmente en forma de chubascos cortos y agudos que ofrecen un breve respiro del calor.
  2. Buscar diversión al aire libre a primera hora – La mayoría de las cosas divertidas que hacer al aire libre se pueden hacer a primera hora de la mañana en julio. Es una mejor época para ir a lugares como el Parque Natural de Bukit Batok o dar un lento paseo por el puente Henderson Waves, porque el calor no es tan intenso. Las horas más frescas del amanecer son ideales para disfrutar de la belleza natural de Singapur sin el calor pleno del sol del mediodía.
  3. Escapadas vespertinas – La temperatura en Singapur se vuelve más agradable a medida que acaba el día y empieza la noche. Ahora es un buen momento para visitar los mercados nocturnos, comer al aire libre en lugares como Lau Pa Sat o disfrutar de la animada escena de Clarke Quay. Gente de todo el mundo sale en julio a disfrutar del aire fresco de la noche, por lo que las veladas están llenas de actividades.
  4. Refugios interiores contra el sol del mediodía – En los momentos de más calor del día, las numerosas atracciones interiores de Singapur vienen al rescate. Los centros comerciales con aire acondicionado, como el Shoppes at Marina Bay Sands, se convierten en refugios seguros para la comodidad. Es agradable huir del calor en museos como la Galería Nacional de Singapur. Estos museos también tienen mucha información cultural sobre la ciudad.

Con días calurosos y húmedos que lentamente dan paso a noches frescas y animadas, julio en Singapur es una tierra de extremos. Debe modificar su plan para adaptarlo a los ritmos tropicales, pasando tiempo al aire libre a primera hora de la mañana y a última de la noche y relajándose en el interior durante el día. Singapur tiene un clima tropical, y este mes es un buen momento para conocer las zonas más cálidas y animadas de la ciudad.

Agosto: Condiciones secas y ventosas

En agosto, Singapur experimenta un cambio sutil pero notable en su patrón meteorológico. Este mes suele tener días más frescos y una agradable brisa, lo que supone un buen descanso de los calurosos meses anteriores. Debido a los ligeros vientos que soplan por las calles y zonas abiertas, la ciudad se siente más abierta y viva en esta época.

  1. Un descanso de la humedad – El tiempo en agosto se caracteriza por unos niveles de humedad más bajos, lo que hace que el calor sea más soportable. Las temperaturas siguen rondando entre los 27 °C y los 31 °C, pero el aire es menos pesado y el cielo suele estar despejado y luminoso. Las lluvias son menos frecuentes y, cuando se producen, suelen ser rápidas y refrescantes, despejando el aire y aportando una frescura que a menudo falta en el clima tropical.
  2. Tiempo perfecto para explorar al aire libre – Con unas condiciones más suaves, agosto es un mes ideal para las actividades al aire libre. Cuando hace más calor, lugares como los Jardines Botánicos de Singapur y el embalse MacRitchie tienen aún mejor aspecto. Podrá disfrutar de excursiones a estas zonas verdes. Pasar un día en la playa o recorrer la isla en bicicleta también son actividades estupendas para hacer al aire libre.
  3. Disfrutar de las tardes con brisa – Las tardes de agosto son especialmente agradables. A medida que se pone el sol, las olas se levantan, por lo que es ideal para pasear por el paseo marítimo de Marina Bay por la noche o comer al aire libre con el aire más fresco. Por la noche, los animados centros de venta ambulante y los patios de comidas, como el Newton Food Centre, se convierten en concurridos lugares donde disfrutar de la deliciosa comida local mientras se respira un aire agradable.
  4. Atracciones de interior con comodidad – Para quienes prefieran quedarse en casa, el tiempo seco de agosto facilita el disfrute de los numerosos lugares de interés de Singapur. Sin el fuerte calor, es más divertido ir de compras por Orchard Road, ver arte en los museos o explorar las maravillas interiores de lugares como el Bosque Nuboso de Gardens by the Bay.

Agosto en Singapur presenta una mezcla única de condiciones secas y ventosas que vigorizan la ciudad. Es un mes que ofrece una perspectiva diferente de la vida tropical, con cielos más despejados y un ambiente más fresco, que fomenta tanto las aventuras al aire libre como las experiencias de ocio en interiores.

Septiembre: Fin del monzón del suroeste

Con la llegada de septiembre a Singapur, se abre el telón de la temporada de los monzones del suroeste. Este mes es un periodo de transición, caracterizado por un retorno gradual a lluvias más frecuentes pero conservando parte del encanto seco y ventoso de agosto.

  1. Una mezcla de sol y chubascos – En septiembre, el tiempo comienza a cambiar de nuevo, preparándose para el periodo intermonzónico. Las temperaturas siguen siendo cálidas, normalmente entre 27 °C y 31 °C, pero el aire empieza a recuperar su humedad. Las precipitaciones se hacen más frecuentes, pero suelen ser chubascos breves y moderados, sobre todo por la tarde y a primera hora de la noche, que aportan un refrescante cambio al ritmo de la ciudad.
  2. Actividades al aire libre con un toque lluvioso – Esta época del año sigue siendo propicia para explorar las atracciones al aire libre de Singapur. Lugares como Southern Ridges ofrecen paseos panorámicos con la belleza añadida del follaje lavado por la lluvia. Los días lluviosos también son estupendos para ir a las zonas naturales y parques de la ciudad, donde el aire huele a lluvia fresca y las plantas son exuberantes y coloridas.
  3. Festivales y celebraciones en un clima cambiante – Septiembre es también un mes culturalmente rico, en el que suele celebrarse el Festival del Medio Otoño. El clima contribuye al ambiente de esta fiesta, en la que los farolillos iluminan el cielo nocturno y se degustan pasteles de luna. Las noches frescas posteriores a la lluvia son perfectas para unirse a las festividades, que a menudo incluyen espectáculos y eventos al aire libre.
  4. Retiros bajo techo en días de lluvia – Los sitios bajo techo de Malasia son perfectos para los días en que llueve durante mucho tiempo. Es un buen momento para ir a parques temáticos y centros de ocio cubiertos, ir de compras a múltiples centros comerciales o un día de spa. Hay muchos espectáculos y exposiciones en lugares culturales como la Explanada, lo que los convierte en lugares estupendos para relajarse y disfrutar de las artes.

Septiembre en Singapur es un mes de equilibrio, una mezcla de la persistente sequedad y la llegada de un tiempo más húmedo. Es el momento de saborear los últimos coletazos de la brisa monzónica y dar la bienvenida al refrescante regreso de la lluvia, aprovechando al máximo la variada oferta de la ciudad, tanto a cielo abierto como en acogedores espacios interiores.

Octubre: Comienza el periodo intermonzónico

En octubre, Singapur entra en el periodo intermonzónico, una fase caracterizada por un tiempo variable. Este mes está marcado por una juguetona mezcla de días soleados y chubascos repentinos, a veces fuertes. Es una época de imprevisibilidad en los cielos, que añade una sensación de espontaneidad a la vida en la ciudad.

  1. Un clima de sorpresas – El periodo intermonzónico de octubre trae consigo un patrón meteorológico ecléctico. Aunque las temperaturas suelen oscilar entre los 26 °C y los 31 °C, la humedad empieza a acumularse de nuevo, lo que hace que los días parezcan más cálidos. Las precipitaciones son irregulares: las mañanas brillantes y soleadas pueden dar paso rápidamente a los chaparrones vespertinos, que ofrecen un refrescante contraste con el calor y añaden un vibrante dinamismo al ambiente de la ciudad.
  2. Adaptar los planes al aire libre – Ser flexible es importante cuando se hacen cosas al aire libre en octubre. Es un buen momento para visitar los numerosos jardines y parques de Singapur, como el apacible Jardín Chino o el concurrido Parque de las Aves de Jurong. La lluvia cambia el aspecto de la belleza natural, haciéndola más interesante. Durante esos descansos soleados, montar a caballo o descubrir los senderos históricos de la ciudad siguen siendo actividades divertidas.
  3. Fiestas en tiempo de lluvia – En octubre también se celebran diversos actos culturales y festivales. Los preparativos y celebraciones del Deepavali en zonas como Little India son un estallido de color, luz y actividad, que a menudo se disfruta en las horas más frescas de la tarde, después de la lluvia. El tiempo se suma al ambiente festivo, ya que la lluvia crea un entorno más fresco y confortable para explorar y disfrutar.
  4. Alternativas de interior para las tardes lluviosas – Si la lluvia decide quedarse, las atracciones de interior de Singapur tienen mucho en lo que entretenerse. Centros comerciales como ION Orchard y Suntec City ofrecen algo más que compras. También tienen muchos sitios para comer y cosas divertidas que hacer. La educación cultural puede encontrarse en museos y galerías de arte como el Museo de Arte de Singapur. Las zonas de juego cubiertas y las instalaciones deportivas ofrecen diversión ajetreada para personas de todas las edades.

En Singapur, octubre es un mes de extremos. El clima es tan variado como los atractivos de la ciudad. En esta época del año podrá disfrutar de lo mejor de ambos mundos: el sol cuando brilla y el fresco alivio de la lluvia, todo ello mientras disfruta de la rica mezcla de vida y cultura de Singapur.

Noviembre: Vuelve la lluvia

En Singapur, en noviembre, la lluvia vuelve con más fuerza, trayendo consigo el comienzo de la temporada del Monzón del Noreste. Es un suave recordatorio de cómo funcionan las cosas en la naturaleza. La gente suele pensar en este mes como un periodo de cambio porque llueve más a menudo y cubre la ciudad con un manto húmedo y fresco.

  1. El regreso de los chubascos frecuentes – A medida que avanza noviembre, el tiempo en Singapur adquiere un carácter notablemente más húmedo. Las temperaturas siguen siendo cálidas, normalmente entre 24 °C y 31 °C, pero el aumento de la nubosidad y las precipitaciones regulares aportan un calor diferente, más suave y húmedo. La lluvia en noviembre es más persistente que en los meses anteriores, suele durar más y a veces llega en aguaceros más intensos.
  2. Disfrutar de los días lluviosos al aire libre – Aunque llueva más, todavía hay muchas formas de disfrutar al aire libre. Para los paseos cortos por el parque o los viajes por la ciudad, la lluvia suele aparecer en rachas con cielos despejados entre medias. Los Jardines Botánicos de Singapur y los Jardines de la Bahía, con sus paseos protegidos e impresionantes invernaderos, ofrecen un encantador refugio para los días lluviosos en medio de una exuberante flora bañada por la lluvia.
  3. Eventos culturales y actividades de interior – Noviembre es también un mes de eventos culturales, como las brillantes fiestas de Deepavali en Little India. La lluvia mejora el ambiente convirtiendo las calles en obras de arte en las que rebotan la luz y el color. Quienes quieran divertirse pueden hacer muchas cosas dentro de la ciudad. Cuando no llueve, hay muchas cosas que hacer en Singapur. En los grandes centros comerciales se puede comprar y comer. En los museos y galerías de arte podrá aprender sobre arte y cultura.
  4. Un mes para experimentar el lado más suave de Sing apur – Las frecuentes lluvias de noviembre traen a Singapur un lado más suave e introspectivo. Es hora de tomárselo con calma y disfrutar del flujo de la lluvia, ya sea tomando un té en un agradable café, tomándose un día de relax en el spa o simplemente quedándose en casa y observando cómo cambia la ciudad mientras llueve.

Noviembre es un mes lluvioso en Singapur, lo que hace que la belleza de la ciudad sea diferente: es más tranquila y da que pensar. Este es el mes para disfrutar del lado tranquilo de la ciudad, encontrar la alegría en el simple placer de las gotas de lluvia y conocer todas las cosas divertidas que se pueden hacer dentro de casa cuando el cielo se despeja.

Diciembre: Fresco y húmedo – El monzón del noreste comienza de nuevo

En diciembre comienza en Singapur una nueva estación del Monzón del Noreste, por lo que los cielos se llenan de historias de renacimiento. En esta época del año las temperaturas son más frescas y las lluvias más constantes, lo que envuelve a la ciudad en un fresco, aunque húmedo, abrazo de fin de año.

  1. El toque refrescante del monzón – El monzón del noreste introduce un cambio notable en el clima de Singapur. Las temperaturas en diciembre suelen oscilar entre unos agradables 23 °C (73 °F) y 30 °C (86 °F). Este descenso del calor, unido al aumento de la nubosidad y a los frecuentes chubascos, confiere a la ciudad un ambiente agradablemente fresco, un cambio bienvenido frente al típico calor tropical. La lluvia, a menudo intensa y prolongada, se convierte en un telón de fondo rítmico de la vida cotidiana en la ciudad.
  2. Actividades al aire libre en un clima más fresco – Aunque en diciembre llueve más, los parques y jardines de Singapur siguen siendo estupendos para disfrutar. El tiempo más fresco hace que sea perfecto para tomarse su tiempo y visitar Chinatown, Kampong Glam y otras zonas culturales de la ciudad. Las zonas verdes cobran nueva vida cuando llueve, lo que hace que las excursiones a lugares como los Jardines Botánicos de Singapur y el Bosque Nuboso de Gardens by the Bay sienten bien.
  3. Celebraciones festivas en medio de la lluvia – Diciembre es un mes alegre por los actos de Navidad y Año Nuevo en la ciudad. Con sus centelleantes luces y decoraciones navideñas que brillan aún más sobre las calles mojadas, el encendido navideño de Orchard Road es un espectáculo impresionante. Las noches frescas y húmedas son ideales para disfrutar de estos espectáculos navideños y contagiarse del espíritu festivo.
  4. Calor y confort en interiores – En los días en que la lluvia decide quedarse, las atracciones de interior de Singapur proporcionan calor y entretenimiento. Los centros comerciales se engalanan con decoración festiva, ofreciendo una alegre experiencia de compra. Lugares culturales como la Explanada acogen una gran variedad de actuaciones, lo que permite disfrutar de un agradable entretenimiento bajo techo. Los cafés y restaurantes también se convierten en acogedores refugios, donde se puede contemplar la lluvia mientras se disfruta de una comida o bebida caliente.

Diciembre en Singapur es una mezcla de clima fresco, espíritu festivo y encanto de día lluvioso. En esta época podrá disfrutar del lado más cálido y reflexivo de la ciudad, tanto si está al aire libre disfrutando del aire fresco y las luces navideñas como si está en el interior poniéndose cómodo. Con el Monzón del Noreste preparando el terreno para unas fiestas tranquilas y alegres, el mes es una excelente manera de terminar el año.